Mary Paxanga: “Me considero filósofa”

Escrito por el 13 de septiembre de 2021

Aquí Carlota Padilla, aka Rosa Chicle, en mi primera entrevista. He querido empezar con Mary Paxanga, a quien sinceramente no conocía y que ha sido para mí un descubrimiento total. Como ella, otros artistas pasarán por mi grabadora para descubrirnos la realidad tras el micrófono. Esta sección va destinada a todos aquellos que quieran demostrar que Mallorca está lleno de talentos que merecen una oportunidad.

Que la música es el salvavidas de muchas personas es algo que hemos escuchado cientos de veces, pero no es hasta que conoces a Mary Paxanga que te das cuenta de ello. Verla pasar con un traje negro que deja poco a la imaginación es todo un espectáculo, no solo por su fina figura, sino por ese aura que la rodea, una atmósfera de seguridad, fuerza y rebeldía que esconde tras sus ojos negros un pasado y un presente difícil.

La cantante mallorquina es autora de letras como Soy Bixota o La inteción y tiene mucho que decir sobre ellas. Sus canciones son en realidad una crítica al papel que tiene la mujer en el escenario musical: “Yo me considero filósofa, la gente debe pensar que solo digo ‘puta’ o ‘tota’, pero yo escucho mis letras y veo que tienen profundidad, solo que tienes que poder entender lo que digo”.

Sentada frente a un desayuno muy healthy de café con leche y un donut pregunta si podremos parar para fumar, por lo visto cuando se emociona “es uno detrás de otro”. Sin embargo fueron sus ganas de contar su historia las que pudieron con las de hacer “una paradita para el vicio”.

Para entender quién es Mary Paxanga hay que conocer la historia detrás de su nombre artístico, pues en realidad ella se llama Natalia Linuesa. “Era mi nombre de Facebook… Para que mi madre no me encontrara, aunque al final siempre me terminaba encontrando y tenía que aceptarla”, confiesa con resignación. Su nombre viene de Mary Jane, eufemismo de marihuana. “Yo fumaba mucho y me hacía fotos fumando, pero era por inseguridad, te pones algo delante de la cara para tener menos vergüenza”. Paxanga viene del reguetón y significa fiesta.

La relación con sus padres no siempre ha sido buena, pero a día de hoy su madre no se pierde ninguno de sus conciertos, comenta entre risas. En el pasado, Mary Paxanga solía escapar y pasarse mucho tiempo fuera de casa. Se fue con 500 euros a Londres y allí pasó un año, trabajó de camarera, dependienta y modelo. “No me gustó mucho lo de ser modelo, te hacen sentir gorda y cosas raras si no estas en el perfil que quieren, por ejemplo fui a alguna agencia y me dijeron que tenia las piernas gordas”, cuenta. Precisamente en esta ciudad se dio cuenta de que quería “pegarse y darle a la música”. En ese momento salían grupos en los que ya no importaba si sabías o no cantar, sino que era más importante lo que tú expresases con las canciones.

Volvió a Mallorca con la idea de “centrarse en aprender a hacer música”, así lo define ella. Admite que le costó mucho ponerse a escribir su primera canción, pero en cuanto se puso a ello, en una hora la tenía escrita, “era algo que yo tenía dentro y que me salió, necesitaba sacar esa historia”. Así pasaron unos años hasta que dio el salto a la fama con Mamarratxi. “Hice la canción con una amiga porque le hacía ilusión, me lo pasé muy bien haciéndola, pero es la que menos me gusta, creo que la identifica mucho más a ella que a mí”, dice.

A partir de ese momento, empezaron a llamarla para hacer conciertos y tuvo que empezar a escribir canciones para poder tener un repertorio que llevar. Pero se encontró una y otra vez con problemas en el camino: “Yo no sabía ir a un estudio, no tenía conocimiento de nada, cuando tú te pones delante de un micrófono tienes que entonar y yo no sabía ni lo que significaba eso, lo que pasa es que tengo oído -porque si no tuviera no sé cómo podría estar en esto- y así puedo entonar”.

Todo cambió cuando conoció a DxBeats, su actual productor y mentor. Un día de fiesta se encontraron y él le dijo varias veces: “Tú haces música de mierda, pero si vienes a mi estudio lo podemos mejorar”. “A la segunda ya le dije ‘¿sí?, ¿música de mierda?, espérate que voy”, le contestó ella. Hicieron su primer tema, Wicker, “y fue la primera vez que yo me escuché sonando bien”.

Éxito tras éxito, Mary Paxanga es como

una madre orgullosa hablando de sus letras y de sus últimos temas, con los cuales se identifica y de los que se siente orgullosa. “Es música para desconectar y bailar”. Aunque insiste en que sus letras son también una crítica: “Las mujeres normalmente nos dejamos enamorar por los hombres y hacen con nosotras lo que quieren, por eso en mis canciones po

ngo al revés

la situación”.

Mary Paxan

ga confía en su talento, pero tiene una teoría sobre el secreto de su éxito: “Proyección y energía positiva, cuando uno era negativa, todo me iba mal, es como un círculo vicioso, en cambio cuando te ap

artas y disfrutas de las cosas pequeñas como que tu casa esté limpia, lo ves todo de otra manera”.

El amor es un tema muy recurre

nte en su vida personal y profesional: “El amor para mí es lo más importante en la vida, pero no el amor no como dos personas que se quieren, el amor en general”. Tanto es así que lleva un tatuaje en las clavículas en el que se puede leer Love always remains. A Mary Paxanga los chicos le gustan “un poco malos” pero “porque son para un ratito y adiós”.

Confiesa que cuando l

e apetece “me busco al malo del día”. Sin embargo, “el amor que yo intentaba darle a los demás era el que me faltaba darme a mí”, por ello ahora está mucho más centrada en quererse a sí misma y despojarse de las inseguridades que todavía la acompañan.

Así, Mary Paxanga reconoce dar una imagen equivocada de quién es. Desde fuera uno puede pensar que es prepotente, chula, pero no es más que una apariencia, una muralla que ella misma se ha construido y que tiene que echar abajo lo antes posible. Pues nada más lejos de la realidad, Mary, Mery, Natalia, es una mujer sincera, agradable, cariñosa y abierta. Ha trabajado duro para llegar donde está y tras su paso por el Mallorca Live Festival solo podemos decir que se están asentando las bases de una gran artista, de una valiente que ha sabido hacerse hueco en un género musical dominado por hombres, que está más en alza que nunca y que hay que tener en cuenta.

CUESTIONARIO ROSA CHICLE
1. Canción que te motive: El dembow en general
2. Un superpoder: Contagiar la buena energía
3. Bocadillo favorito: Soy muy básica, jamón york y queso calentito
4.Un miedo: las cucarachas
5. Láser o cera: Láser
6. ¿Te comías los mocos cuando eras pequeña?: Yo creo que sí
7. Bad Gyal o Camarón de la Isla: Nunca me ha gustado Bad Gyal
8. Un libro: El secreto, de Rhonda Byrne
9. Café o cerveza: Café
10. El mejor consejo que te han dado: Nunca me han dado un buen consejo
11. Masturbación mecánica o manual: Con estas uñas es complicado

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Sputnik radio | 105.4

Cultura Mallorca

Canción actual

Título

Artista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad